El «Duelo» que me llevó a convertirme en autora y a perseguir mis sueños